Versión web

Arquitectura

Modernidad religiosa

La capilla Bosjes en Sudáfrica es un ejemplo de livianidad y dinamismo arquitectónico.

Arquitectura: Coetzee Steyn / Steyn Studio

Rodeada por el trazo de las cordilleras circundantes y por un exuberante oasis verde y púrpura conformado por viñedos en Sudáfrica, la nueva capilla Bosjes —diseñada por el arquitecto Coetzee Steyn, director del despacho de Steyn Studio, en Londres—, es torna el punto focal y jerárquico del ambiente. Lo anterior se logra gracias a la estructura blanca y ondulada que conforma el techo, la cual está fabricada con una cáscara delgada de hormigón que posee un ritmo suave, el cual asciende y desciende sobre un zócalo elevado del nivel de la tierra. Entre cada ola se colocó una serie de paredes acristaladas que permiten el paso de la luz natural. Esta última se refleja sobre el suelo de terrazo pulido del interior de este centro de oración. Para el autor, el objetivo principal era que este sitio se extendiera hacia toda la comunidad y, al ser tan exuberante en su forma, los visitantes se sintieran atraídos por él y pudieran disfrutar de este espacio dedicado a Dios.