Versión web

Arquitectura

Un refugio con vistas privilegiadas

En esta residencia de 665 metros cuadrados, los usuarios disfrutan de un hogar moderno con una envidiable terraza.

Arquitectura: Ramón Esteve Estudio

A veces el mejor regalo que ofrece una casa son sus vistas. Es el caso de esta propiedad coronada por una terraza-mirador donde los habitantes pueden contemplar áreas verdes que se desdibujan en el horizonte. Ubicada en la esquina de una manzana residencial en Alboraya, España, esta vivienda sobresale por su fachada de krion (material compuesto por minerales y resinas) y madera de iroko.

Un refugio con vistas privilegiadas

La obra diseñada por Ramón Esteve Estudio, está ordenada en tres niveles: en la planta baja se sitúa el acceso, el garaje y una recámara de invitados. En el primer piso se encuentran los dormitorios y, en el segundo, las zonas compartidas. Este esquema permite que las zonas comunes gocen de las mejores vistas en la residencia con una gran terraza, parte central de hogar, pues oxigena y refresca los espacios. Al interior predomina una paleta cálida entre el café y el blanco, que genera un agradable equilibrio visual. El mobiliario sobrio complementa las habitaciones, en donde se buscaba crear una sensación de comodidad y frescura.

Un refugio con vistas privilegiadas

La propuesta arquitectónica no se limita a la estética, ya que cumple con distintos criterios de sustentabilidad. Cuenta con un sistema automatizado y ecológico, que controla la climatización. Además, todas las superficies tienen ventilación natural cruzada y la iluminación se regula mediante LEDs, por lo que el consumo eléctrico es muy bajo. De esta manera esta residencia logra ser un refugio natural, en donde mantener un balance con la naturaleza y el entorno es una prioridad.

ramonesteve.com