Versión web

Arquitectura

Una cabaña frente a la costa chilena de arquitectura desafiante

Este proyecto se caracteriza por su estructura de hormigón que da hacia un paisaje espectacular con el Océano Pacífico como mayor protagonista.

Arquitectura: Pezo von Ellrichshausen

A algunos kilómetros al norte de la ciudad chilena de Concepción, en la península de Coliumo, se encuentra esta cabaña contemporánea. Este proyecto de una superficie construida de 70 metros cuadrados se sitúa en un terreno de 1000 metros cuadrados, donde la arquitectura desafiante crea un singular hogar, creado para refugiarte del mar, sin modificar dramáticamente la belleza natural del lugar.

El techo plano de la vivienda tiene también una función de terraza y es el sitio ideal para disfrutar de la magnífica vista hacia el océano Pacífico.
La estructura estrecha parece prolongarse hacia el Océano Pacífico, para hacer de la cabaña una integrante más del increíble terreno.

Mauricio Pezo y Sofía von Ellrichshausen –los dos fundadores del despacho de arte y arquitectura Pezo von Ellrichshausen– describen la casa como “una cabaña”, “un bloque opaco, un objeto monolítico pesadamente ancado al borde de un acantilado”. De forma estrecha y de gran altura, la construcción de hormigón da hacia el Océano Pacífico y una reserva de leones marinos. “Puede ser leída como un muro habitado que avanza perpendicular a la topografía natural”, comentaron los arquitectos.

Leer más: Casa Volta, un 'templo' entre la vegetación de la costa oaxaqueña.

El entorno natural majestuoso invita a contemplarlo desde cualquier rincón de la cabaña.
La vivienda fue construida completamente de concreto, lo que le da un aspecto completamente contemporáneo.

El horizonte y una serie de seis plataformas escalonadas determinaron la altura del muro. De forma horizontal, el techo actúa también como una terraza totalmente abierta en donde apreciar los sublimes anocheceres. Para que esta transición no se perdiera en los espacios, se creó una genial división de áreas, donde las habitaciones se encuentran en la parte superior de la casa, mientras que los sillones y las mesas ocupan la planta baja. De esta manera las zonas sociales disfrutan de primera mano de la vista, mientras que en la parte privada, se disfruta del sol de una forma más sutil.

Este proyecto chileno de 70 metros cuadrados fue concebido por Pezo von Ellrichshausen.
Las pocas aperturas enmarcan las vistas, para crear un interesante juego entre el exterior y el interior.

En el interior donde los materiales son brutos y la estética minimalista, se introdujeron pocas aperturas, lo que dan una sensación de aislamiento. Lucernarios, perforaciones con forma de media luna y una sola ventana de esquina partida por un pilar redondo dejan entrar la luz natural en el espacio ultra sobrio. Muy pocas piezas de mobiliario y ningún accesorio decorativo ocupan las distintas áreas.

Leer más: Arquitectura para todos, 6 propuestas de vivienda social en México.

El proyecto fue pensado como un refugio moderno frente al mar, por lo que el diseño es completamente funcional.
El carácter bruto del hormigón resalta tanto en el exterior como en el interior, para lograr una armonía estética.

Este proyecto que se enfoca en la materialidad y lo esencial invita a reflexionar y contemplar en un entorno protegido donde el silencio y la naturaleza prevalecen.

Este proyecto invita a reflexionar y contemplar en un entorno protegido donde el silencio y la naturaleza prevalecen.

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes