Versión web

Arquitectura

Daniel Libeskind, el arquitecto de múltiples aristas que sorprendió al mundo con su arquitectura de trazos limpios

Dede la reconstruccion hasta museos alrededor del mundo Libeskind ha sorprendido al mundo con su arquitectura de trazos limpios.

Daniel Libeskind es un arquitecto que ha conocido el dolor. “El dolor me ha hecho fuerte”, declaró recientemente el arquitecto de 73 años, quien ha alcanzado fama mundial por sus edificios dotados de una alta carga simbólica.

Libeskind es un profesional conocido por sus obras deconstructivistas y por sus planteamientos urbanísticos que han levantado intensas discusiones en los círculos de la arquitectura. Su obra está impregnada de emociones y novedosos conceptos que ha desarrollado en su rol de académico, lo que lo ha expuesto a múltiples críticas.

El año pasado, en una entrevista con AD Alemania, Libeskind aseguró que la arquitectura “es un arte que surge de nada más que de un dibujo, igual que la música de una partitura”.

Las obras arquitectónicas de Daniel Libeskind.

¿Quién es Daniel Libeskind?

La familia de Daniel Libeskind vivió las atrocidades del régimen nazi en carne propia. Sus padres, ambos judíos, tuvieron que abandonar Polonia cuando arrancó la guerra en dirección a la Unión Soviética donde fueron detenidos. Al finalizar la guerra, tuvieron la fortuna de regresar a la ciudad de Lodz donde Libeskind nació en 1946.

Sus padres querían que tocara el piano, sin embargo, resultaba muy ostentoso para tenerlo en el pequeño departamento que habitaba la familia. En su lugar, le compraron un acordeón, el cual comenzó a tocar con mucho entusiasmo e interés lo que lo llevó a dominar el instrumento en muy poco tiempo.

Cuando cumplió 11 años migró a Israel junto a su hermana mayor y sus padres. En Tel-Aviv comenzó a tocar el piano. En 1959, dos años después de haber llegado de Polonia, su calidad como músico lo hizo acreedor a una beca para ir a estudiar a Estados Unidos. La familia se estableció en un pequeño departamento en el Bronx de Nueva York desde donde Libeskind continuó estudiando piano. Sin embargo, cuando creció encontró cada vez menos satisfacción en la música hasta que la dejó y se matriculó en arquitectura en la escuela Cooper Union.

La obra de Daniel Libeskind en Singapur.

No fue sino hasta 1989, a la edad de 43 años, cuando Libeskind fundó su estudio en Berlín y posteriormente ganó el concurso para diseñar el Museo Judío, un añadido al museo de la ciudad que resguardaría objetos relacionados con su historia. El proyecto resultó muy significativo para el arquitecto porque parte de su familia murió durante el Holocausto. Luego de una década de disputas políticas entre políticos locales, el edificio por fin fue completado en 1999 y abierto al público en el 2001.

Pero el proyecto que lanzó a la fama al polaco fue el de la Torre de la Libertad de 2003, un plan para diseñar la llamada Zona Cero de Manhattan, en el sitio donde se encontraban las Torres Gemelas del World Trade Center que fueron derribadas por los ataques terroristas de 2001.

Studio Libeskind

El Studio Libeskind se define como un espacio enfocado en diseñar y realizar una amplia variedad de proyectos urbanos, culturales y comerciales alrededor del mundo. Desde este espacio, se han diseñado obras maravillosas como el Museo Real de Ontario y la sala de conciertos de la Filarmónica de Alemania.

La firma fundada por Libeskind es un lugar para la colaboración de arquitectos y diseñadores que creen que la arquitectura “es una práctica del optimismo”. “Nos acercamos a nuestros proyectos con una actitud de realizar grandes lugares, para ello debes creer en el futuro sin olvidar el pasado”, sostienen.

En febrero de 2003, después de ser seleccionado para construir el desarrollo del WTC, Daniel Libeskind y su pareja Nina, mudaron el estudio de Berlín a Nueva York.

El trabajo de Daniel Libeskind en la llamada Zona Cero en Nueva York.

Obras más importantes

Museo Judío, Berlín

Se trata de uno de los mayores museos dedicados a la comunidad judía en Europa. En el edificio resaltan líneas metálicas que asemejan heridas; ventanas con distintas formas y orientaciones. La idea principal del arquitecto polaco fue la de transmitir el vacío que han dejado los judíos que desaparecieron durante el Holocausto.

Zona cero, Nueva York

El proyecto de reconstrucción de la zona cero de Nueva York, o sitio del World Trade Center, es una estructura con dos piscinas que forman las siluetas donde se localizaron los edificios que fueron derribados por los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Aunque no se conservó toda la idea original de Libeskind, sí se consiguió que se respetara su idea de que las huellas de las Torres Gemelas debían convertirse en un memorial y no ser usadas para fines comerciales.

Museo de la Guerra, Manchester

Irónicamente, el edificio simboliza la paz. Se trata de un edificio que pudiera parecer una escultura por sí misma. Expresa la visión del mundo de Libeskind, que se destaca por el elaborado simbolismo de sus obras. Tanto en sus exteriores como en sus interiores, todo el conjunto produce una imagen perturbadora, de ruptura.

Museo de arte de Denver

Se trata de un edificio compuesto por una serie de rectángulos entrelazados. Es un diseño geométrico de formas agresivas, puras e irregulares. Los materiales que se utilizaron para su construcción fueron el vidrio y titanio que reflejan los picos y cristales de roca de las montañas próximas a la ciudad de Denver. Un volumen en voladizo cruza la calle hasta ligarse a la estructura del viejo edificio del museo por medio de un puente de acero y cristal.

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes