Versión web

Arquitectura

Cherem Arquitectos crea un templo luminoso en la Ciudad de México

Esta sinagoga de cuatro mil 110 metros refleja el uso de materiales nobles y de líneas arquitectónicas depuradas.

Diseño arquitectónico: Cherem Arquitectos

“Como un conjunto de cajas de diferentes tamices, cualidades materiales y propósitos rituales, el Templo se conjuga como una entidad funcional y hermosa. Ya sea en los detalles o en las envolventes, es en la intersección del uso puro de materiales y la maestría de sus combinaciones, detalles y configuraciones que el templo es por sí mismo un elemento arquitectónico religioso”, dijeron los miembros de Cherem Arquitectos. Ubicado en Lomas de Chamizal, Huixquilucan, este proyecto conformado por un bloque sólido resguarda varias cajas de menor escala que crean espacios de doble altura en el interior.

El aspecto sobrio de la arquitectura del edificio destaca tanto en el interior como el exterior.
La luz fue uno de los elementos esenciales en el marco de este proyecto, para destacar el aura espiritual del lugar.

“Las fachadas oriente y poniente son estructurales y trabajan simultáneamente como difusores de luz natural. En cambio, las dos fachadas laterales –norte y sur– se encuentran completamente recubiertas por placas de mármol. La fachada sur, por su orientación, se planteó como un muro ciego total que protege el interior de la incidencia del sol durante todo el día. Al costado derecho, la fachada norte se separa y repite a dos metros de distancia para dar lugar al acceso peatonal, un volumen con iluminación cenital solo ocupado por una escalinata continua que comunica a todos los niveles y espacios del edificio”, explicaron los arquitectos.

Leer más: Las 6 iglesias con la arquitectura más impresionante en el mundo.

El templo se extiende en una superficie de cuatro mil 110 metros cuadrados, con un diseño depurado.
El templo ocupa los niveles segundo y tercero, respectivamente reservados a los hombres y a las mujeres.

Columnas y losas de concreto, acero, madera y piedra adornan cada uno de los cuarto niveles que tienen funciones diferentes. La planta baja da acceso al vestíbulo, la caseta de vigilancia, la oficina del rabino, y unas escaleras de madera que llevan a un espacio de 140 metros cuadrados de doble altura, una biblioteca, dos aulas de estudios de 20 metros cuadrados y un jardín, entre otros. El primer nivel cuenta con un salón de fiestas de 290 metros cuadrados y un jardín de 90 metros cuadrados.

Se añadieron algunos detalles en madera para dar una sensación acogedora en el interior de la sinagoga.
Desde la calle, se descubre un bloque de mármol y de acero que aloja cuatro pisos.

El Templo se encuentra en el segundo nivel (para hombres) y en el tercero nivel (para mujeres). En la planta superior, se descubre un espacio tranquilo para los rituales de baño donde los muros fueron recubiertos de piedra texturizada. Gracias a una visión contemporánea muy precisa, Cherem Arquitectos logró crear un edificio religioso visualmente impactante.

cheremarquitectos.com

Leer más: 10 grandes de la ARQUITECTURA MEXICANA.

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.