Versión web

Diseño

Así es cómo la arquitectura se reinventa tras los sismos

Después de los pasados terremotos que han afectado a México, las normativas de construcción han exigido un reajuste. Aquí un recuento.

Estar en una zona de alta sismicidad ha dejado grandes lecciones a Morelos, Oaxaca, Guerrero, Puebla y la Ciudad de México. Una de ellas ha sido cómo se enfrenta cada temblor y lo que esto exige de la arquitectura. Por ello ha habido una evolución en las normas de construcción ligadas a aspectos como la estética, la función de la disciplina y la relación con los ciudadanos.

El trágico sismo de 1985 era hasta el año pasado uno de los mayores referentes de las implicaciones de un terremoto en una metrópoli donde el trazo urbano comenzaba a definirse por sus rascacielos. Los estragos de aquel terremoto de magnitud 8.1 llevaron a un reformular de los códigos y normas de construcción. “Hubo replanteamientos en cómo abordar los proyectos”, explica el doctor Juan Ignacio Torre del Cueto Ruiz-Funes, Coordinador del centro de Investigaciones en Arquitectura, Urbanismo y Paisaje de la UNAM (CIAUP).

El experto explica que las reformas que acompañaron a aquel terremoto y que incluyeron medidas como estructuras, armados, relación de pandeo de las construcciones. ya habían sido motivadas por el sismo de 1957, aquel que derribó el Ángel de la Independencia. “Gracias a eso no se cayeron más edificios en el 85”.

Aquel terremoto derribó edificios emblemáticos como el Hotel Regis , algunos complejos habitacionales de Tlatelolco y daño el Hospital Juárez, pero por igual fortaleció la reglamentación de construcciones. En una investigación por Garance Burke para la agencia AP, señala que más de la mitad de edificios colapsados en el temblor del 19S habían sido desarrollados con la técnica de losa plana, en la cual los pisos de cada construcción son solo sostenidos por columnas de concretos. Dicha técnica está prohibida en países de alta sismicidad como Nueva Zelanda o Chile. Los daños, señala Burke para AP, “pudieron haber sido peor si los códigos de construcción no fueran tan fuertes”.

Así es cómo la arquitectura se reinventa tras los sismos

A pesar de la evolución en términos de regulaciones el cambio del trazo urbano en la Ciudad de México, dominado por grandes rascacielos, implicó el detrimento de la función social de la arquitectura: se diluyó la función social de la disciplina. “La comunidad arquitectónica fue olvidando es parte de conciencia social ante los desastres que puede causar la naturaleza. Nos fuimos escorando hacia una parte de la arquitectura del star system en lugar de hacer una arquitectura más sensata, con diseño participativo”.

Si bien, el trazo urbano de la capital mexicana está ahora definido en gran parte por la magnitud de sus rascacielos, mucho de los cuales han resistido importantes sismos, el del 19 de septiembre de 2017 fue un movimiento inusual que detonó una crisis que reivindicó el papel del arquitecto, la relación de la disciplina con los habitantes y recuperó el aspecto social de la arquitectura. Reavivó “esa responsabilidad del arquitecto de hacer una arquitectura que además de ser habitable, sea generosa y bondadosa con el usuario y tome en cuenta este peligro latente de los sismos”.

 

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe a tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.