Versión web

Diseño

La ciudad del futuro luce como las tradicionales casas de jengibre

Más de 100 arquitectos top del Reino Unido cambian el concreto y la madera por galletas y dulces para crear una mini ciudad futurista completamente comestible.

Lo que empezó en el año 2016 como una iniciativa del Museo de Arquitectura en Londres para incentivar y concientizar sobre los proyectos que mejoran la vida de las personas y que fomentan la integración de las comunidades, hoy se ha convertido en una tradición navideña.

En su última edición, Gingerbread City reúne a más de 100 de los mejores arquitectos y diseñadores de todo el Reino Unido para crear una ciudad completamente fabricada con galletas de jengibre y dulces, bajo el tema “transporte” y cómo será la movilidad dentro de las ciudades en próximos años.

La Ciudad del futuro hecha de jengibre se creó bajo el tema de transporte

La exposición sucede en la icónica Somerset House de Londres y está basada en un plan maestro desarrollado por Tibbalds Planning and Urban Designs que defiende ideales de diseño sostenible y de innovación a pequeña escala. Incluye rascacielos, edificios residenciales y de oficinas, una universidad, estadio, tranvía, granja urbana, cinco puentes, ciclo vías, senderos peatonales y hasta reinterpretaciones de íconos arquitectónicos como “Battersea Sugar Power Station”, “Gingerbread Modern”, “Sugarset House” y "Piccadilly Circus".

La Ciudad del futuro hecha de jengibre

Los arquitectos y diseñadores desarrollaron una ciudad basada en la fluidez e innovación del transporte con diferentes instituciones, barrios y conexiones para lograrlo, entre los que destaca el Gingerbread Waterfront, que aprovecha características intrínsecas y naturales para crear servicios de transporte a base de agua, el Barrio Sostenible compuesto por edificios de uso mixto con un fuerte enfoque en la sustentabilidad, el Barrio Cultural que es un espacio público con galerías, teatros, museos y un parque, entre otros espacios que destacan por su innovación y creatividad.

La Ciudad del futuro hecha de jengibre fue creada por 100 arquitectos del Reino Unido

Algunos de los despachos participantes fueron Arup Architects con la reinterpretación del Oxford Circus, Skidmore, Owings and Merril con Gingerbread Modern, Hawkings / Brown con Sugarset House, Michaelis Boyd con Battersea Sugar Power Station, Grimshaw Architects creó London Bridge Roll Station, Grid el edificio residencial Carousel, entre otros.

Las ganancias de la exposición serán donadas a ProxyAddress, un sistema para quienes carecen de vivienda.

La Ciudad del futuro hecha de jengibre es una reinterpretación de Londres

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes