Versión web

Diseño

Un santuario en la playa que revive los años dorados de Acapulco

Un departamento ideado para el confort y la relajación de sus huéspedes.

Proyecto arquitectónico: PAIR arquitectura

Ubicado en uno de los destinos más paradisíacos del país, este departamento revive la magia cinematográfica y elegante de Acapulco que todos conocemos.

Delimitado por el Club de Golf Vidanta por un lado y con una maravillosa vista al Océano Pacífico por el otro lado, Acapulco GP se encuentra en una de las torres más exclusivas del estado. 

Un santuario en la playa que revive los años dorados de Acapulco

Su diseño con líneas elegantes y modernas, hacen homenaje al estilo local de los años dorados de Acapulco; mientras que las texturas y los colores de playa brindan un ambiente relajado y tranquilo, perfecto para los que busquen un santuario de fin de semana.

Para lograr esto, PAIR arquitectura se centró en la redistribución de su planta arquitectónica, la cual fue diseñada de manera eficiente para reducir la necesidad de refrigeración mecánica durante los calurosos meses de verano. 

(Leer más: Decoración energizante, mobiliario con inspiración primaveral)

Un santuario en la playa que revive los años dorados de Acapulco

Teniendo en cuenta que, antes de la intervención, el departamento era poco funcional y lleno de elementos anticuados, el proyecto se centró en hacer un diseño atemporal, en forma y función, y con un rango cromático en tonos neutros y terrosos fieles a la localidad. La selección de materiales tuvo que ver con su capacidad para resistir climas cálidos y húmedos.

Para aumentar la circulación del aire se conectó la cocina, la sala y el comedor en una planta libre que permite la ventilación cruzada en todo el departamento y un confort térmico óptimo durante todo el año.

Un santuario en la playa que revive los años dorados de Acapulco

La planta libre también conduce a una mejor iluminación natural en toda la sala de estar. Los tonos neutros elegidos para el departamento, así como una iluminación predominantemente indirecta, contribuyen a crear un ambiente sofisticado y confortable durante todo el día y la noche. 

Un santuario en la playa que revive los años dorados de Acapulco

El elemento predominante de la intervención es una celosía que cubre el techo de la sala comedor, un entramado geométrico que se abre hacia el océano. Con el fin de hacer un ligero contraste con los tonos neutros, los muebles seleccionados para el proyecto fueron hechos de madera de parota. Algunos detalles en los muebles incluyen revestimientos de paredes en cabos náuticos y cubiertas de mármol. Al final del pasillo, las habitaciones ofrecen la comodidad perfecta, llena de texturas, tonos cálidos y el sonido del mar.

 

Un santuario en la playa que revive los años dorados de Acapulco

(Leer más: Modernismo y diseño para la mujer del siglo XXI en este apartamento)