Versión web

Diseño

Energía positiva en Suiza

El hogar de la diseñadora de interiores Alexandra de Garidel destaca por su alta dosis de creatividad combinada con un gusto preciso por el arte.

Diseño interior: Alexandra de Garidel

Después de haber estudiado ciencias políticas y economía en escuelas y universidades de renombre en Francia e Inglaterra, Alexandra de Garidel empezó por trabajar en finanzas. Sin embargo, se dio rápidamente cuenta que su pasión era otra. En 2001, se mudó a Ginebra y fundó su despacho de interiorismo en 2005. Hoy sigue viviendo y trabajando en su país de adopción.

Energía positiva en Suiza

Situado en los alrededores de Ginebra, el hogar de Alexandra de Garidel plasma la visión que desarrolla a través de su despacho cuyo nombre, “Thébaïde”, significa refugio en francés.
En una superficie de 150 metros cuadrados, se descubre un espacio a la vez acogedor y elegante donde lo importante es sentirse a gusto.

Energía positiva en Suiza

Apasionada por el arte, la diseñadora de interiores escogió piezas como las coffee tables azules y doradas de Yves Klein y esculturas de Carmen Perrin y de Arman en la sala. Lámparas de Arik Levy, tapetes de los hermanos Bouroullec y sillas moradas de Pierre Paulin –entre muchos otros elementos– complementan el look en el espacio de vida principal.

Energía positiva en Suiza

La cocina-comedor fue decorada principalmente con tonalidades blancas y negras y varias piezas de Dimorestudio.
En el dormitorio de Alexandra de Garidel, los tonos suaves contribuyen a crear un ambiente apacible y la combinación de telas proporciona dinamismo visual. En el cuarto de la niña, cada detalle fue pensado para ser funcional.

alexandradegaridel