Versión web

Diseño

Las películas que todo diseñador de interiores debe ver

Desde una villa de verano en la campiña italiana hasta una casa minimalista en medio del bosque. Conoce las películas que todo diseñador de interiores debe ver.

Los diseñadores de interiores perciben el cine de un modo especial: no importa de qué película se trate, para ellos cada espacio de un set es una oportunidad única para crear conceptos originales y acogedores, con un estilo único.

Aunque la mayoría de las producciones pasa por alto estos detalles, existen algunas películas que pusieron especial atención en la decoración de cada rincón del set, especialmente cuando se trata de interiores que remontan a otra época o buscan exaltar la personalidad de los protagonistas. En este conteo enumeramos los filmes que deberían estar en la lista de cualquier diseñador por su originalidad y estilo.

Call Me by Your Name - Luca Guadagnino

La cinta coming to age que cuenta la historia de romance entre Elio, un adolescente italiano y Oliver, un asistente estadounidense que ayuda a su padre, creó uno de los interiores más reconocidos del cine en la última década. El escenario principal es una villa italiana de la campiña lombarda del siglo XVII cuya biblioteca, salón con piano, alfombras, candelabros y obras renacentistas fueron preparadas cuidadosamente para darle el toque de una casa de verano de una familia de clase alta a finales de los años 80.

Little Women - Greta Gerwig

La adaptación más reciente del clásico de Louisa May Alcott a cargo de Greta Gerwig creó distintos interiores con un estilo colonial americano del siglo XVII La casa de la familia March y los cuartos de Meg, Jo, Beth y Amy fueron recreados a partir de la descripción original, dando como resultado un ambiente cálido con muebles y tapices de estilo victoriano que conforman un ejemplo de la decoración de la época.

Annie Hall - Woody Allen

El clásico romántico de Woody Allen utiliza distintas decoraciones para crear contrastes entre el estilo de vida de los personajes y sus intenciones: desde el departamento de Annie Hall, un piso con repisas sencillas lleno de libros, tapetes orientales y un tono de madera en el mobiliario lleno de influencias mid century, hasta las casas modernas de Los Angeles y el consultorio de terapia frecuentado por Alvy Singer, el interiorismo de este clásico de 1977 marcó época.

Ex Machina - Alex Garland

La mayor parte de este thriller de ciencia ficción ocurre en la casa del multimillonario Nathan. Ubicada en la vida real en Noruega y construida por la firma Jensen & Skodvin Architects, se trata de una mansión minimalista con tonos fríos acordes a la arquitectura exterior y en contraste con el ambiente boscoso. Los kilims, las lámparas con estilo industrial, las sillas de una sola pieza y el continuo uso de vidrio como decoración y separación de espacios le dan un toque original y lleno de supenso.

Midnight in Paris - Woody Allen

El set para la película de Woody Allen recrea el ambiente en París durante la vida bohemia a través de espacios tapizados de rojo donde las plumas, los animales disecados, el mobiliario art nouveau y las lámparas con motivos naturalistas recrean a la perfección el momento histórico de la película, una decoración ostentosa con reminiscencias de La Belle Époque y motivos vanguardistas por igual.

The Great Gatsby - Baz Luhrmann’s

Cada adaptación del clásico de F. Scott Fitzgerald trae consigo sets ambientados en los años 20 en los Estados Unidos; sin embargo, la versión de 2013 protagonizada por Leonardo Di Caprio es especial en este ámbito: cada uno de los sets creados para la película tiene una personalidad propia y llena de opulencia que combina pisos de mármol, columnas clásicas, lounges glamorosos, lámparas colgantes y toda clase de mobiliario y objetos decorativos propios del art decó fusionados con motivos georgianos.

Amélie - Jean-Pierre Jeunet

El nuevo clásico del cine francés cautivó al público con una fotografía íntima que se valió de un set lleno de detalles. El departamento de Amélie, de estilo ecléctico que bien podría pasar por kitsch es una muestra de ello: con una mezcla de texturas en colores intensos, detalles de animales, muebles vintage y un papel tapiz rojo con lunares negros, el set que dio forma a esta historia se hizo tendencia e inspiración en la primera década de los 2000.

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes