Versión web

Diseño

Un hermoso departamento con influencias de todo el mundo por Marc Dibeh

El reconocido diseñador de interiores logró provocar una fuerte atracción a quien cruza el umbral de este departamento beiruti.

DISEÑO INTERIOR: MARC DIBEH

Este departamento ubicado en Beirut, Líbano, fue diseñado para una pareja que vivió largo tiempo en Estados Unidos y Francia. Buscaban plasmar elementos de los sitios que habían marcado su historia de vida, para así formar un espacio personal que pudieran llamar hogar.

Todo comenzó a tomar forma desde el momento en que buscaron a Marc Dibeh para diseñarlo, pues el arquitecto y diseñador multidisciplinario de origen libanés-colombiano posee el Santo Grial cuando se trata de crear interiores que mezclen diferentes referencias culturales en perfecto balance. Las obras de Marc están hiladas con historias y recuerdos que ha reunido a través del tiempo, y con sus orígenes. “Las influencias colombiana y libanesa no están tan lejos una de la otra. Ambos enfoques son muy hábiles, con gran conocimiento. Además, la falta de tecnología hace que uno piense más cuando trabaja con artesanos y, para perpetuar una tradición, uno tiene que evolucionarla”, explicó Dibeh.

Un departamento en Beirut con influencias libanesas y colombianas por Marc Dibeh

La idea central para el diseño del departamento fue integrar referencias culturales estadounidenses y francesas en un solo lugar, aprovechando también sus inspiraciones locales. Dibeh lo plasmó en distintos elementos, como las molduras en los muros de concreto —que representan lo haussmaniano de los interiores parisinos y los materiales aparentes de los lofts neoyorkinos—, grandes ventanales con marcos metálicos y pisos de parquet en espiga. “Ésta fue la hoja de ruta con la que comenzamos. El resto fue fácil, ya que todo fue elegido gradualmente por los tres en coup de coeur”.

Marc buscó alejarse del cliché “diseñado por un diseñador para sus amigos diseñadores”, y creó un hogar sin pretensiones y confortable, pero con los elementos exactos para formar una cuidada composición y disfrutar de diferentes actividades en cada área. “El esposo es un excelente cocinero y quería recibir amigos alrededor de la isla de la cocina mientras prepara una comida, sin estar necesariamente en una cocina convencional cerrada”. El comedor —que se comunica con la cocina— se convirtió en el punto focal del departamento, y en la primera habitación en la que se ingresa al cruzar la puerta de entrada. “Tuvimos que repensar el diseño original, ya que tenía una escalera gigante en medio del área de recepción, dejando muy poco espacio para un comedor”, agregó Marc. Decidió reemplazar la escalera con un elevador ubicado en un área más discreta y sin uso. Esto ayudó a ganar espacio extra.

Un hogar con influencias de diferentes partes del mundo por Marc Dibeh

Junto al comedor de Zanotta con sillas CHR1 de Restart/ Milano se encuentra la sala. “Me gusta llamar al espacio la living divani, un área extra suave, lenta, porque es un sofá donde todos se sientan cómodamente uno frente al otro y simplemente disfrutan el momento y la música. Además, arriba está la terraza privada con sus colores vivos y piscina, donde uno puede tumbarse y disfrutar de la vista”.

Para cada proyecto, el diseñador Marc Dibeh obtiene inspiración de escritores como Gabriel García Márquez y Patrick Modiano, así como de compositores como Fersen. “Siempre me han gustado las historias, y ser un buen narrador de ellas, tener la capacidad de crear o describir un estado de ánimo de una manera perfecta, es esencial en mis diseños”. Este departamento cuenta la historia de una pareja viajera, amante de diseño y la slow life.

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes