Versión web

Estilo de Vida

Tres edificios clave en la vida y la muerte de Hernán Cortés

¿Qué tiene la Ciudad de México por contar sobre su conquistador? Conoce los edificios que trazan su recorrido por la Ciudad de México.

¿Héroe o villano?, ¿Incansable o avaricioso?, ¿Poderoso o cruel? Hernán Cortés, el conquistador del imperio azteca solamente ha podido ser descrito desde los extremos, quizá porque, si algo puede acordarse, es que la tibieza nunca fue lo suyo. Se trata de una figura tan mítica como la que los aztecas pudieron concebir, un hombre detrás de su armadura brillante y sus barba; pero si su vida representa un misterio, su muerte lo es también, quizá aún más.

Trazamos la huella arquitectónica de su paso por la Gran Tenochtitlán y enlistamos lo que podría ser la ruta secreta por la vida y la muerte de Hernán Cortés.

hernan pintura cortes verde

Primer encuentro
Pino Suárez, esquina con República del Salvador

Esta esquina -que actualmente mantiene una cabeza de serpiente extraída del Templo Mayor- fue testigo de la introducción de Hernán Cortés a Moctezuma Xocoyotzin con la traducción de Malintzin y Gerónimo de Aguilar. Actualmente se trata del Museo de la Ciudad de México.

museo de la ciudad hernan moctezuma

Palacio mexica
Monte de Piedad esquina 05 de Mayo

Lo que ahora alberga la casa de empeño más grande de la República, en 1519 era el Palacio de Axayácatl, lugar donde Moctezuma Xocoyotzin recibió a Cortés y su gente más cercana, antes habitado por la propia realeza del imperio azteca.

Se dice que afuera de esta casa Cuitláhuac comandó una lapidación contra su hermano Moctezuma, quien desde un balcón aconsejaba al pueblo obedecer a Cortés. Afuera yace una placa conmemorativa del Catálogo Nacional de Monumentos Artísticos e Históricos.
 

Placa Hernan Cortes Moctezuma

El último testigo
Av. 20 de Noviembre 82

No solo se trata del hospital más antiguo de América, según rumores, es la tumba de Cortés. El hospital tenía un fuerte simbolismo para Cortés, tanto, que en su testamento solamente dio dos órdenes: que sus restos fueran regresados a la Nueva España y que el hospital siguiera en pie.

Tras su deceso en 1547 en Sevilla, España, sus restos fueron movidos en dos ocasiones hasta que en 1566, se cumplieron sus deseos. Ya en la Nueva España, sus restos fueron inhumados y exhumados en al menos tres ocasiones. Fue hasta 1794 cuando el Virrey Conde de Revillagigedo indicó el destino final de Cortés: la capilla del Hospital de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora del Patronato del Marqués del Valle, actual Hospital de Jesús.

El redescubrimiento en 1946 por parte de las autoridades de El Colegio de México y del INAH tomaron bajo resguardo un pañuelo, una sábana y un sobre con las letras H.C. Actualmente, la urna se preserva en el muro contiguo al altar mayor del templo del hospital junto a una placa, aunque si preguntaras, las enfermeras podrían negarlo. 

restos hernan hospital cdmx

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes