Versión web

Estilo de Vida

Una cena bajo el mar de Noruega

En Lindesnes, Snøhetta diseñó el primer restaurante sumergido de Europa.

ARQUITECTURA: Snøhetta

El pasado 20 de marzo, el restaurante Under abrió sus puertas en Lindesnes, una ciudad de Noruega conocida por tener un clima muy cambiante. En la región, hay una gran biodiversidad y para celebrarla, los arquitectos de Snøhetta concibieron este lugar poco común que permite observar la fauna marina mientras se cena.

((Leer más: La ilustraciones pro-naturaleza de Ralph Steadman.))

En noruego, la palabra “bajo” significa también “maravilla”. Medio hundido en el mar, el edificio es un monolítico de 34 metros de largo que fue diseñado para integrarse perfectamente en el entorno, pues su caparazón de concreto va a funcionar como un arrecife artificial con el paso del tiempo. 

Una cena bajo el mar de Noruega

Una parte de la estructura se queda al exterior mientras que la otra está hasta cinco metros bajo el mar. Las paredes de concreto de medio metro de ancho fueron construidas para resistir a la presión y los choques de las condiciones del mar.

“Under es una progresión natural de nuestra experimentación con los límites, comentó Kjetil Traedal Thorsen, fundador y arquitecto de Snøhetta.

Desde los primeros segundos, se descubren acabados ásperos. Luego una elegante escalera lleva en el interior donde hay elementos de acero y de latón, así como textiles para crear una atmósfera acogedora. Bajo del agua, la paleta de colores –con tonos de la puesta del sol, coral, verde y azul– se vuelve más oscura e intensa.

((Leer más: Hotel Eolo: Un refugio en la Patagonia.))

Una cena bajo el mar de Noruega

En la sala principal cuya capacidad alcanza 40 personas, una ventana horizontal de 3.4 metros permite observar la vida marina que cambia según las distintas estaciones. Un sistema de iluminación sofisticado –conformado por 380 lámparas LED en los paneles del techo– minimiza los reflejos de la ventana panorámica y maximiza las vistas. En el nivel del mezzanine y del bar, una ventana vertical cortada en uno de los lados del edificio revela la fusión entre el agua y el aire.

Este restaurante misterioso –que funciona también como un centro de investigación para la vida marina– ofrece nuevas perspectivas y formas de ver el mundo. 

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.

Una cena bajo el mar de Noruega
Una cena bajo el mar de Noruega