Versión web

Estilo de Vida

Atmósfera CHIC en París

Hace menos de un año, el hotel Nolinski abrió sus puertas en uno de los barrios más elegantes de París y sus espacios interiores lo reflejan.

Diseño interior: Jean-Louis Deniot

En el primer arrondissement, a algunos metros de los jardines del Palais Royal y de la Ópera Garnier, el hotel Nolinski se sitúa en un barrio histórico que seduce por su arquitectura haussmaniana y su atmósfera chic.
Estética contemporánea y prestigio clásico se fusionan en todos los espacios interiores del establecimiento que fueron concebidos por el decorador francés Jean-Louis Deniot.

Nolinski 1

Cada espacio destaca por su carácter refinado e invita a sentir emociones. En el lobby, una escultura de bronce se combina con el mármol de Carrara verde. Situadas en seis pisos, las 45 habitaciones y suites (de 25 a 150 metros cuadrados) tienen un color dominante como el verde, el azul, el amarillo o el beige. Materiales de alta calidad, molduras, luz suave, cerámicas y piezas de mobiliario hechas a la medida (que pronto se podrán adquirir) son algunos de los elementos de la decoración. Las suites, que parecen departamentos, llevan el nombre de famosos creadores: Salvador, Pablo, Ernest, Gustave, Joséphine, entre otros.

Nolinski 3

Esta atmósfera apacible caracteriza también el Grand Salon –un restaurante, salón de té y bar– donde los sillones confortables, la chimenea y las tonalidades suaves crean un espacio íntimo y acogedor. En la Brasserie Réjane donde la comida es típica francesa, se descubren obras abstractas y referencias a los cubistas.

Nolinski 5

Finalmente, el hotel cuenta también con un hermoso Spa Nolinski by La Colline (con salas de tratamientos, un hamman y un sauna) cuya estética mezcla referencias orientales y japonesas. Con un espejo en el techo, una obra de arte en una de las paredes y tonalidades oscuras, la piscina interior de 16 metros cuadrados invita a descubrir un mundo misterioso y apacible.

www.nolinskiparis.com
www.deniot.com