Versión web

Estilo de Vida

Naturaleza y Paz, destinos wellness que alimentan el alma

Cuidar el cuerpo y la mente es la base del bienestar, y estos tres hoteles han entendido cómo ponerlo en práctica.

REGRESAR A LO ESENCIAL

EN ESPAÑA, LA GRANJA IBIZA PROPONE VER OTRA FACETA DE LA EFERVESCENTE ISLA.

Extendida en 10 hectáreas, la antigua propiedad agrícola que hoy alberga el primer establecimiento de Design Hotels únicamente abierto para sus miembros —lanzado en colaboración con la asociación internacional Friends of a Farmer—, se sitúa en Sant Mateu, en un área rodeada de pinos donde se aprecian el silencio y la tranquilidad. Los espacios interiores fueron concebidos por Dreimeta.

Simplicidad rústica, principios japoneses del wabi-sabi y conexión con la tierra son algunas características de esta casa de campo que cuenta con una piscina y sólo seis cuartos que se rentan juntos, además de una guest house. La paleta de colores suaves, los materiales naturales y las pocas piezas de mobiliario crean una atmósfera apacible y fuera del tiempo, donde los huéspedes degustan slow food y pueden tomar clases de yoga, mindfulness y meditación, para reaprender a apreciar los placeres sencillos de la vida.

Hoteles y destinos wellness que alimentan el alma

(Leer más: Hotel Amparo, un refugio íntimo en el corazón de San Miguel de Allende) 

Tres hoteles wellness que alimentan el alma

ENCANTO MEDITERRÁNEO

EN ITALIA, DIMORA DELLE BALZE REÚNE HISTORIA, PAZ Y NATURALEZA.

Ubicada a sólo 30 minutos de las playas sublimes del mar mediterráneo, entre las ciudades sicilianas de Noto y Siracusa, esta propiedad en medio del campo data del siglo XIX. En las 25 hectáreas de Dimora delle Balze, las tierras se cultivan de forma orgánica. Cuidadosamente restaurados, los espacios interiores son el resultado de la visión de la propietaria Elena Lops y los diseñadores Draga Obradovic y Stefano Guidotti. 

Tres destinos wellness que alimentan el alma

En este lugar mágico donde se descubren frescos del Renacimiento, las 11 habitaciones de 20 a 45 metros cuadrados tienen colores y diseños diferentes. Con nombres que hacen referencia a obras y artistas sicilianos del mundo del cine, del arte, de la ópera y de la poesía, cada una tiene su propia historia y concepto. Talleres de fotografía, clases de cocina o simplemente descanso a la orilla de la piscina o en el spa son algunas de las actividades que ofrece

hoteles wellness que alimentan el alma
Destinos wellness que alimentan el alma

(Leer más: La calma de Xpu-Há, un refugio para vacacionar en la Riviera Maya)

ESPÍRITU TROPICAL

EL HOTEL BE TULUM SE INSPIRA EN LA BELLEZA DE LA RIVIERA MAYA.

Rodeado de jungla y con acceso a playas de arena blanca y agua cristalina, Be Tulum se ubica a un costado de la reserva de la biósfera de Sian Ka’an. Los materiales naturales utilizados en el exterior y en el interior contribuyen a fusionar el hotel con el entorno natural que desprende una sensación de serenidad. 

Paz y naturaleza, destinos wellness que alimentan el alma

Las 64 habitaciones de 46 a 130 metros cuadrados —con vistas al jardín o al océano— fueron inspiradas en los elementos naturales como la arena, el agua y la tierra, entre otros. Con el bar Maresias, los restaurantes 4 Fuegos, el de alta cocina Ocumare y el Beach Bar, los huéspedes tienen acceso a cuatro opciones gastronómicas sinigual. En el Yäan Wellness Energy Spa, se puede elegir entre tratamientos indígenas, rituales con hierbas y ceremonias con temazcal. Además, se dan clases de yoga y de meditación.

Paz y naturaleza, destinos wellness que alimentan el alma
Paz y naturaleza, destinos wellness que alimentan el alma

(Leer más: Los mejores hoteles eco-friendly en el mundo para vacacionar)

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.