Versión web

Estilo de Vida

Kelly Wearstler lleva el wabi sabi a California con este proyecto

La diseñadora creó un diseño relajado y de alma costera para enamorarte del lugar.

Interiorismo: Kelly Wearstler

En Los Ángeles, la gente local dice que el barrio de Santa Monica es “Silicon Beach”, por la presencia de empresas de tecnología, entretenimiento y medios digitales, cuyas oficinas están a sólo algunos pasos de la playa. En el corazón de esta zona tan viva que combina lo mejor de California del sur, Santa Monica Proper Hotel. Por una parte, el equipo del despacho Howard Laks Architects renovó un edificio de seis niveles, que data de 1928, y que fue originalmente diseñado por Arthur E. Harvey con un estilo neocolonial español.

En todas las zonas se incluyeron increíbles detalles, principalmente piezas de arte de creadores locales.
La paleta de color es neutra y relajante, para crear una vibra muy costera.

Por la otra, los arquitectos ampliaron el proyecto con la construcción de un nuevo edificio de siete pisos, el cual fusiona diseño clásico y contemporáneo. Al interior, se descubren espacios bañados de luz natural y concebidos por Kelly Wearstler, quien incorporó tonalidades suaves y cálidas como el beige, materiales brutos como la madera, la piedra y el mármol, textiles orgánicos y obras de artistas locales.

Leer más: La fabulosa casa de Kelly Wearstler es un PARAÍSO en Malibú.

Al interior se jugó con elementos arquitectónicos, para crear un dinamismo geométrico.
El mobiliario incluye una selección de piezas contemporáneas y vintage, para crear un juego con la historia del hotel.

Cada elemento de la decoración despierta los sentidos en una atmósfera inspirada en la costa californiana. En las 271 habitaciones y suites —muchas con terraza—, Kelly Wearstler seleccionó muebles de estilo europeo mid-century, que combinan con papeles tapiz florales para dar un toque femenino. La diseñadora introdujo motivos geométricos, por ejemplo, a través de las lámparas de pared y de las cabeceras con formas de arcos.

En Los Ángeles, Santa Monica Proper Hotel se aloja en dos edificios: uno de 1928 con detalles españoles y árabes; y otro contemporáneo que mezcla diseño clásico y actual.
El lugar es perfecto para creativos y amantes de las piezas con alma, pues los espacios presentan una selección de accesorios y mobiliario increíble.

En las áreas públicas, se aprecia un look tanto refinado como relajado. En el lobby, el lounge Palma cuenta con un sinfín de obras de arte. El restaurante Onda es el resultado de una colaboración inédita entre la chef estadounidense Jessica Koslow y la mexicana Gabriela Cámara, quien encabeza Contramar en la Ciudad de México. Ambas fusionan técnicas y sabores californianos y mexicanos.

Leer más: Consejos simples para lograr una casa Wabi Sabi.

En total el hotel cuenta con 271 habitaciones y suites, con un gran concepto para que te sientas en tu propio hogar.
Adornadas con piedra y madera, las salas de baño evocan el paisaje local, a través de sus colores, materiales y texturas.

En la terraza, el bistró Calabra ofrece platillos mediterráneos y californianos del chef Kaleo Adams. Además, el hotel consta de una piscina, espacios para eventos, una boutique y, a partir de noviembre, el spa Surya, para disfrutar de masajes y tomar clases de yoga y meditación. En cada rincón del Santa Monica Proper Hotel se respira el espíritu del sur de California.

En la terraza, la piscina es el lugar ideal para apreciar las vistas de Los Ángeles y del Océano Pacífico.

Leer más: Este hotel aplicó la filosofía wabi-sabi en todos sus espacios.

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes